Catarata del Tirol

San Ramón es la entrada al valle de Chanchamayo. Durante el s.19 colonos italianos, alemanes, austriacos, chinos se sumaron a la población asháninka y a los vecinos andinos y no es hasta inicios del s.20 que todo se empieza a conectar con la construcción de las vías nacionales.
Hoy es un valle muy dinámico y que produce gran cantidad de alimentos para la capital, famoso por su café y por supuesto esa variedad de climas y altitudes nos permiten disfrutar de buenas rutas para la bici, con muchas historias locales en cada lugar que se visita.

En unas horas, casi siete, saliendo de Lima por tierra se cruza los Andes para después decender a la selva central.
San Ramón es la primera parada obligatoria y desde aquí se inicia toda una aventura de destinos: Satipo, Bayoz, Pozuzo, Oxapampa, Pampa Hermosa, Villa Rica, Monobamba, de todo como para todos los gustos.
Muy cerca de San Ramón está El Tirol. un antiguo poblado en la parte alta, imagino de origen europeo, pero que hoy es conocido por su catarata, super visitada por los locales y los visitantes de a pie.
Nosotros en varias de esas idas y venidas decidimos explorar y encontramos que siguiendo la pista del ingreso y parqueo empieza una trepada hacia la cima del cerro, llegando a las alturas hay un corte, que nos va a llevar por un camino lleno de plantas hasta la base de la catarata, es así que por esta puerta trasera llegamos a ésta.
Luego de una buena refrescada en agua fría y ya de salida bajamos por el camino peatonal, así que si no quieren tener problemas con la gente, elijan hacerlo un día de semana en un horario temprano, así el sendero estará fluido. Y no se olviden de pagar su entrada al salir, esas monedas sirven para mantener el lugar limpio.

No comment yet, add your voice below!


Add a Comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.